Tema anterior: Proteínas. Parte IV Tema más importante: Alimentos: Origen y su Clasificación Tema aleatorio:  Proteínas. Parte III Tema siguiente: Alimentos: Origen y su Clasificación
Antes de leer el artículo, debes saber...
Toda la información dada en deporteynutricion.net es siempre informativa y orientativa. Aconsejamos en todo momento consultar cualquier tipo de dieta, tipo de entrenamiento, información nutricional, etc. con un profesional.

Proteínas. Parte III
Autor/a: Carlos
Fecha de publicación: 09/03/2006
Leído: 5922 veces
Tiempo de lectura: 1 minuto
Valoracion del artículo: 5,94

¿Qué es el valor biológico?

La biodisponibilidad de una proteína concreta suele medirse mediante su valor biológico (VB), que manifiesta en qué grado se ajusta la proporción de aminoácidos en relación con los requisitos del cuerpo. Es una medida del porcentaje de proteínas que retiene el cuerpo para su empleo en el crecimiento y mantenimiento de los tejidos. Dicho de otro modo ¿ cuanto de lo que se consume se usa en realidad para el  próposito al que se destina ?.
El VB de un huevo es de 100, es decir, de todos los alimentos es el que contiene una relación más ajustada de AAI y AAP respecto a las necesidades del cuerpo. Por lo tanto, un gran porcentaje de las proteínas del huevo se usan para crear nuevas proteínas en el cuerpo. Los productos lácteos, la carne, el pescado, las aves de corral, el quorn ( suplemento vegetal sustitutorio de comida ) y la soja tienen un valor relativamente alto ( 70-100), los frutos secos y semillas, las legumbres y cereales tienen un VB relativamente bajo ( menos de 70 ).

Upload/filete-thumbnail_(2).jpg¿Es perjudicial tomar demasiadas proteínas ?

Consumir más proteínas de las necesarias no ofrece ninguna ventaja para la salud ni para el rendimiento fisico. Una vez cubiertos los requisitos, las proteínas adicionales no se convierten en musculo ni aumentan la fuerza, resistencia o tamaño de los músculos.
El grupo amino de las proteínas que contiene nitrógeno se convierte en una sustancia llamada urea en el hígado. A continuación para a los riñones y se excreta por la orina. El resto de las proteínas se convierte en glucosa y se emplea como sustrato energético. Puede usarse de inmediato como fuente de energía o almacenarse, por lo general en forma de glucógeno. Si se consumen suficientes hidratos de carbono para reponer las reservas de glucógeno, el exceso de glucósa tal vez se convierta en grasa. Hubo un tiempo en el que se creía que el exceso de proteínas causaba daños en el hígado o los riñones, y que somete estos organos a un tensión excesiva.

Upload/huevos2.gifNunca se a demostrado que esto suceda en personas sanas, aunque sigue siendo una posibilidad teórica. No obstante, se recomienda a las personas con problemas de hígado o riñones que sigan una dieta baja en proteínas.
Tambien se ha afirmado que consumir demasiadas proteínas provoca deshidratación al perderse un exceso de agua procedente de los líquidos corporales para diluir y excretar el exceso de urea. Es poco probable que esto suponga un problema si se bebe suficiente liquídos.

Ante cualquier duda o sugerencia sobre este artículo, coméntalo en nuestro Consultorio deportivo o en nuestros foros