Tema anterior: Rotura de Menisco. Parte I Tema más importante: Análisis de la rodilla. Parte II Tema aleatorio: Esguince del Ligamento Cruzado Posterior Tema siguiente: Análisis de la rodilla. Parte III
Antes de leer el artículo, debes saber...
Toda la información dada en deporteynutricion.net es siempre informativa y orientativa. Aconsejamos en todo momento consultar cualquier tipo de dieta, tipo de entrenamiento, información nutricional, etc. con un profesional.

Esguince de Menísco
Autor/a: Redacción
Fecha de publicación: 05/04/2006
Leído: 47695 veces
Tiempo de lectura: 6 minutos
Valoracion del artículo: 29,34

El menisco es un cartílago situado en el interior de la articulación de la rodilla. Tiene forma semilunar y su principal función es aumentar la profundidad de la superficie relativamente plana de la parte superior de la tibia. El menisco distribuye las fuerzas transmitidas a través de la rodilla: soporta alrededor del 40% de la carga que recibe la articulación. Además interviene en la estabilidad a la rodilla.


                                   Upload/esguince-menis-i.jpg

El esguince de menisco es una lesión del cartílago que absorbe impactos en la rodilla. El menisco es un cartílago fibroso en forma de C que se encuentra en ciertas articulaciones, formando un cojinete entre los huesos. El menisco también sirve como sistema de absorción de impactos, ayuda a la lubricación de la articulación y limita la flexión y extensión de la articulación.


Existen factores que predisponen la frecuencia de lesiones meniscales y son:

a.                  Anormalidades del eje articular: gunus varo, valgo,
            flexus, etc.

b.                  Inestabilidad articular por atrofia muscular y lesiones
            cápsulo-ligamentosas.

c.                  Anomalías congénitas: menisco discoide, atrófico, en
           aro, etc.

 El menisco se lesiona esencialmente por un mecanismo ROTACIONAL, estando la rodilla del miembro apoyado en semiflexión. Esto explicaría porque el menisco medial se compromete con más frecuencia 5 a 7 veces más según estadísticas. Estando la rodilla en semiflexión y con apoyo al producirse la rotación, el reborde del cóndilo femoral apoya directamente sobre el perímetro medial del menisco y lo hiende, sometiéndose así dicho menisco a dos fuerzas de dirección contraria, la periferia capsular traicionada por su adherencia en la cápsula más completa en el menisco medial y libre en el menisco externo que acompaña algo la fuerza dirección al de su cóndilo más pequeño.

                           Upload/esguince-menis.jpg

                        Esguince de menísco
Síntomas


Por frecuencia se ve más en personas jóvenes de intensa actividad y violencia inusitada (deportes, accidentes) por lo que hay obligación de buscar lesiones asociadas de otras estructuras. Si no hay traumatismo específico (mediana edad), es conveniente agruparlos en dos grupos:

-Los que presentan “bloqueo”, éstos casi no dejan duda de ruptura (asa de balde, flap, mamelon o luxación). Sólo diferenciar el verdadero del falso, este último con reposo de 24 a 36 horas y tracción dérmica se resuelve.

-Los que no causan bloqueo, son difíciles de diagnosticar y suelen referir:

1.       Dolor en interlínea articular correspondiente, como rasgo físico más importante a veces bien manifiesta.

2.       Hidroartrosis intermitente con los esfuerzos o definitiva.

3.       Sensación de “falseo”, aflojamiento, chasquido, crujido o resalto en rodilla afecta.

4.       Hipotrofia muscular (cuadriceps o bíceps)

5.       Reslavo, sensación de que la rodilla cede o se subluxa y hay que acomodarla para seguir en marcha.

¿Cómo se diagnostica el esguince o  desgarro del menisco?


Además del examen y la historia médica completa, los procedimientos para diagnosticar un esguince o desgarro del menisco pueden incluir los siguientes:

  • Rayos X - examen de diagnóstico que usa rayos invisibles de energía electromagnética para obtener imágenes de tejidos internos, huesos y órganos en una placa.
  • Imágenes por Resonancia Magnética (su sigla en inglés es MRI) - procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras dentro del cuerpo; puede detectar a menudo daños o enfermedades en un ligamento o músculo circundante.
  • Tomografía computarizada (También llamada escáner CT o CAT.) - procedimiento de diagnóstico por imagen que utiliza una combinación de rayos X y tecnología computarizada para producir imágenes transversales (a menudo llamadas "rebanadas") del cuerpo, tanto horizontales como verticales. Una tomografía computarizada muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los huesos, los músculos, la grasa y los órganos. La tomografía computarizada ofrece más detalle que los rayos X regulares.
  • Artroscopia - procedimiento de diagnóstico y tratamiento de invasión mínima que se utiliza en las condiciones de las articulaciones. En este procedimiento se emplea un pequeño tubo óptico iluminado (artroscopio) que se inserta en la articulación a través de una pequeña incisión practicada en ella. Las imágenes del interior de la articulación se proyectan en una pantalla y se utilizan para evaluar cualquier cambio degenerativo y, o artrítico en la articulación, para detectar enfermedades y tumores de los huesos, y para determinar las causas de la inflamación o del dolor de huesos.
  • Escáner por radionúclidos de los huesos - técnica nuclear de diagnóstico por imagen que utiliza una cantidad mínima de material radioactivo que se inyecta en la corriente sanguínea del paciente para que sea detectado por un escáner. Este examen muestra el flujo sanguíneo hacia el hueso y la actividad celular dentro de él.

 Rehabilitación

Para tratar el esguince es muy aconsejable:

Poner hielo en la zona interna o externa de la rodilla en el mismo momento de la lesión.

Realizar un vendaje funcional con el fin de inmovilizar y contener el edema.

En los días sucesivos a la lesión es necesario guardar reposo relativo(no hay que dejar de andar) .

Después cuando el periodo agudo haya pasado ya se empezara a tratar con medios fisioterápicos, es decir, electroterapia, ultrasonidos, láser, masaje terapéutico,  terapias manuales, propiocepción…….. Todo ello para que la rodilla se recupere sin ningún tipo de secuela en su movimiento ni en su biomecánica.

Es importante recuperar poco a poco la fuerza en la musculatura de la pierna en cualquier tipo de lesión y para ello es necesario hacer ejercicios de de potenciación (con pesos) junto a ejercicios de propiocepción que sirven para recuperar la estabilidad y el equilibrio de la rodilla.

Algunos ejercicios de propiocepción son: Andar de puntillas, andar con los talones, estar en apoyo unipodal (pata coja) sobre bases inestables y con los ojos cerrados. Todo ello lo podemos perfeccionar haciendo puntería con una pelota de tenis con un blanco fácil  mientras hacemos los ejercicios.

          Upload/propiocep.jpg      Upload/propiocepi.jpg

Si tu deporte es el baloncesto puedes hacer estos ejercicios mientras lanzas a canasta, lanzar pases y recibirlos sobre una colchoneta.

Si tu deporte es fútbol puedes hacer lo mismo pero dándole toques al balón con la pierna no lesionada y también sobre una colchoneta.

.¿Cuándo puedo volver a mis actividades normales?

Cada persona se recupera de su lesión a un ritmo diferente. Su vuelta al nivel de actividad que realizaba anteriormente dependerá de la recuperación de su rodilla y no de cuántos días o semanas han pasado desde que se produjo la lesión. En general, cuánto más tiempo tarde en iniciar su tratamiento después de tener síntomas, más tiempo tardará en sanarse. El objetivo de la rehabilitación es que pueda volver a realizar sus actividades normales lo más pronto posible. Si vuelve a sus actividades normales antes de tiempo, puede agravar su lesión.

Podrá retornar al actividades normales en forma segura cuando pueda hacer lo siguiente, en el orden en que aparece en la lista:

  • Puede estirar y doblar la rodilla lesionada por completo sin dolor.
  • Su rodilla y su pierna han vuelto a tener la resistencia normal comparado con la rodilla y pierna que no están lesionadas.
  • Su rodilla ya no está hinchada.
  • Puede caminar, agacharse y ponerse en cuclillas sin dolor.
Ante cualquier duda o sugerencia sobre este artículo, coméntalo en nuestro Consultorio deportivo o en nuestros foros