Tema anterior: Rotura de Menisco. Parte III Tema más importante: Análisis de la rodilla. Parte II Tema aleatorio: Las Agujetas. Parte II Tema siguiente: Rotura de Menisco. Parte I
Antes de leer el artículo, debes saber...
Toda la información dada en deporteynutricion.net es siempre informativa y orientativa. Aconsejamos en todo momento consultar cualquier tipo de dieta, tipo de entrenamiento, información nutricional, etc. con un profesional.

Rotura de Menisco. Parte II
Autor/a: Redacción
Fecha de publicación: 26/04/2006
Leído: 32557 veces
Tiempo de lectura: 7 minutos
Valoracion del artículo: 5,70

Tratamiento Conservador

El tratamiento inicial de un desgarro meniscal sigue una fórmula básica: reposo, hielo, compresión y elevación, combinada con medicaciones no esteroides antiinflamatorios para el dolor. Si su rodilla está estable y no se inmoviliza, este tratamiento conservador puede ser todo lo que Ud. necesita. Los vasos de sangre alimentan los bordes exteriores del menisco, dando a esta parte la potencialidad para repararse. Desgarros pequeños en los bordes exteriores frecuentemente se reparan con descanso

Exámenes complementarios

Artroneumoradiografía: se inyecta un medio de contraste y aire en la cavidad articular. Así se logra bañar la superficie de los meniscos, cuya silueta y contornos quedan dibujados, identificando la integridad del menisco. Si existiera en ellos un desgarro o fractura, el medio de contraste, al filtrarse en el defecto, muestra que la continuidad del menisco está alterada.
Se quiere de una tecnología perfecta y de una muy buena experiencia semiológica, tanto del radiológico como del médico tratante. Si todo ello se cumple, la seguridad diagnóstica es elevada (80 - 90%).

 

Resonancia Nuclear Magnética: el grado de confiabilidad deberá ser evaluado con la experiencia que se vaya adquiriendo en el estudio de las imágenes. En un examen de reciente adquisición y de elevado costo.

 

Artroscopía: como método de diagnóstico permite confirmar con casi absoluta seguridad el diagnóstico, así como de otras lesiones intraarticulares: sinovitis, lesiones cartilaginosas, etc. Dada la experiencia adquirida con la técnica, habitualmente el cirujano va preparado para realizar en el mismo acto, el tratamiento definitivo de la ruptura meniscal (meniscectomía artroscópica) si la lesión es confirmada.


TECNICAS QUIRURGICAS

Meniscectomía artroscópica: Es la técnica en vías de generalización. Son múltiples las ventajas:

  • Permite una visualización global del interior de la articulación.
  • Permite una resección meniscal selectiva, limitando la eliminación sólo del segmento meniscal lesionado, respetando el resto indemne.
  • Con buenas técnicas se logra a veces la sutura del desprendimiento meniscal de la cápsula articular.
  • Post-operatorio muy breve.
  • Poco doloroso o asintomático.
  • No requiere inmovilización con yeso.
  • Rápida incorporación a las actividades habituales.
  • Reincorporación a prácticas deportivas más precoz.
  • Rehabilitación muscular y articular más breve y más precoz.

                             Upload/menisectomia.jpg

 

ARTROSCOPIA

La artroscopia es un procedimiento quirúrgico en el que el interior de las articulaciones es visualizado con el uso de un instrumento del grosor de un bolígrafo, el llamado artroscopio.

                           Upload/instrument-artros.jpg               
                       Instrumentos que se utilizan para una artroscopia

El artroscopio es un instrumento que esta formado básicamente por fibras ópticas y varias lentes, lo introducimos dentro de la articulación que queremos examinar a través de pequeñas incisiones (1 cm.).

Lo conectamos a una fuente de luz y a una videocámara de manera que observamos las imágenes en un monitor. El artroscopio más comúnmente usado tiene 4 mm de diámetro.

La cirugía artroscópica de rodilla implica la inserción de una cámara pequeña, cuyo diámetro mide menos de 6 mm o 1/4 de pulgada, en el interior de la articulación de la rodilla a través de una incisión pequeña, un poco más grande que la cámara. La cámara se conecta a un monitor de video que el cirujano utiliza para observar el interior de la articulación. En algunos centros médicos, al paciente también se le permite observar la cirugía en el monitor.

                        Upload/artros.jpg

En caso de un procedimiento quirúrgico simple, se administra anestesia local o regional, la cual insensibiliza el área afectada, pero deja al paciente despierto y capaz de responder. En caso de una cirugía mayor, se puede usar anestesia general, en cuyo caso el paciente queda inconsciente y sedado.

Después de la introducción de la cámara, se inyecta una solución salina bajo presión para expandir la articulación y ayudar a controlar el sangrado. Algunos cirujanos también usan un torniquete para prevenir el sangrado, pero esto puede oscurecer la imagen que se obtiene en el monitor.

Después de buscar áreas afectadas en toda la rodilla, el cirujano generalmente practica de una a cuatro incisiones pequeñas para introducir otros instrumentos con los cuales se realiza la cirugía. Algunos de los instrumentos más comunes son un gancho romo para halar los tejidos, una cuchilla para retirar los tejidos blandos lesionados o indeseables y una fresa para extraer hueso.

Cuando se completa la cirugía, se drena la solución salina de la rodilla, se cierran las incisiones y se aplica un apósito. La mayoría de los cirujanos toman imágenes del monitor de video para permitirle al paciente ver lo que se hizo.

La tendencia actual en la medicina es la cirugía de minima invasión y la rehabilitación temprana.

Esto quiere decir que se usan técnicas artroscópicas que lesionan menos los tejidos ya que el procedimiento quirúrgico se lleva a cabo utilizando mini-instrumentos a través de pequeñas incisiones, y esto, aunado a un programa de rehabilitación que inicia inmediatamente después de la cirugía, va a dar como resultado que el paciente va a tener menos dolor e inflamación y consecuentemente una recuperación más rápida.

Las principales indicaciones de la cirugía artroscópica son: 

·         Desgaste de las articulaciones

·         Artritis

·         Reparación de las lesiones de los meniscos

·         Reparación de las lesiones de los ligamento o tendones

·         Extracción de cuerpos libres dentro de las articulaciones

·         Asistencia en la reparación de algunas fracturas de la rodilla

·         Luxaciones del hombro

·         Otras

 Los métodos de reparación más utilizados son:

Sutura con hilo de sutura absorbible o no-absorbible de dentro-afuera (técnica que proporciona la mejor fijación en todas las posibles zonas lesionadas del menisco y con el menor riesgo de lesionar otras estructuras)


Upload/met--reparacion.jpg


     
 
Dardos o flechas bioabsorbibles
: útiles en determinados 
     tipos de lesión y en
determinas zonas del menisco.




                        Upload/met-repar.jpg 


 
¿Qué es la meniscectomía parcial?


Hay veces en las que no es posible conservar la porción rota del menisco:

  • Características de la ruptura: tipo, zona (en general las localizadas en su borde libre)
  • Edad avanzada, escasa actividad física del paciente

                       Upload/menisectomia.jpg

Entonces se realiza una meniscectomía parcial o extracción de la parte lesionada.

¿Qué síntomas puede haber?

  • Dolor
  • Inflamación (aumento del volumen de líquido intra-articular) de la rodilla
  • Bloqueo de la movilidad de la rodilla
  • Incapacidad para estirar por completo la rodilla (bloqueo de la extensión) lo que normalmente es causado por una lesión desplazada en “asa de cubo” del menisco y que requiere tratamiento quirúrgico temprano

 

                             Menisectomia parcialUpload/menisec-parcial.jpg    

Ante cualquier duda o sugerencia sobre este artículo, coméntalo en nuestro Consultorio deportivo o en nuestros foros