Tema anterior: Esguince Del Ligamento Lateral Externo Tema más importante: Análisis de la rodilla. Parte II Tema aleatorio: Esguince del Ligamento Cruzado Posterior Tema siguiente: Rotura de Menisco. Parte III
Antes de leer el artículo, debes saber...
Toda la información dada en deporteynutricion.net es siempre informativa y orientativa. Aconsejamos en todo momento consultar cualquier tipo de dieta, tipo de entrenamiento, información nutricional, etc. con un profesional.

Esguince del Ligamento Lateral Interno
Autor/a: Redacción
Fecha de publicación: 10/05/2006
Leído: 67771 veces
Tiempo de lectura: 5 minutos
Valoracion del artículo: 1338586

Las distensiones de los ligamentos (esguinces) que mantienen unidas a las articulaciones, al realizar movimientos bruscos de rotación o flexión, son lesiones muy frecuentes al realizar algún deporte o en diversos accidentes de la vida cotidiana.

El dolor y la hinchazón de la rodilla aparecen inmediatamente después del traumatismo, que obliga al deportista a finalizar la práctica al no poder caminar normalmente.

La hinchazón de la rodilla se produce por la producción de un derrame dentro de la articulación, generalmente es sangre acumulada proveniente de la ruptura de algún vaso sanguíneo durante el traumatismo. En este caso, la punción de la rodilla para extraer el derrame está indicada, lo que aliviará el dolor y acelerará la resolución del cuadro. La inmovilización del miembro con un yeso es importante, ya que mantiene la rodilla en reposo y evita que se forme un nuevo derrame.

Esguince ligamento lateral interno

El ligamento lateral interno: Se extiende desde la cara cutánea del cóndilo interno hasta el extremo superior de la tibia. Se encuentra por detrás de la zona de inserción de los músculos que forman la pata de ganso.

                            Upload/ligamento-li.jpg
                               Ligamento lateral interno

Su dirección es oblicua hacia abajo y hacia adelante: por tanto, cruzada en el espacio con la dirección del ligamento lateral externo.

Es una lesión frecuente en muchos deportes como el fútbol, esquí, balonmano, baloncesto y rugby. El ligamento lateral interno tiene como función evitar el valgo de la rodilla, es decir, que la tibia se desplace hacia fuera y se abra la rodilla en su zona interna. Cualquier mecanismo que provoque este movimiento y que sobrepase el límite de elasticidad del ligamento puede provocar un esguince del ligamento lateral interno.


                                          Upload/lig-lat-int.jpg

·
  Las lesiones del ligamento lateral interno de la rodilla se asocian con frecuencia a lesiones del menisco interno

·  Bajo la denominación de "esguince" de rodilla podemos tener lesiones de muy distinta gravedad.

·  Ante sospecha de lesión del LLI debemos detener la actividad deportiva, aplicar hielo e inmovilizar el miembro inferior mediante un vendaje o una férula

 

Mecanismo de lesión

Los mecanismos de lesión más habituales son:

  • Rotación del cuerpo sobre la rodilla con un valgo forzado con el pie fijo en el suelo. Con este mecanismo es frecuente la lesión del menisco.
  • Traumatismo en la cara interna de la pierna con el pie en el aire y que desplace la tibia hacia fuera provocando un valgo de la rodilla
  • Traumatismo en la cara externa de la rodilla con apoyo del pie y flexión de rodilla. Se fuerza un valgo de rodilla

Síntomas

Tras una torcedura el deportista cuenta que notó un chasquido y que le duele en la cara interna de la rodilla. En ocasiones nos dice que le "falla" la rodilla y que tiene una sensación de inestabilidad. Con frecuencia se aprecia una inflamación de la rodilla.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza en la mayoría de los casos al explorar la rodilla. Se realiza un valgo forzado y se valora la estabilidad de la rodilla. Se aprecia, además, dolor el palpar el ligamento o su inserción en la tibia o el fémur. En algunos casos se recurre a los RX para descartar arrancamientos o fracturas por avulsión. Exploraciones como la RMN confirmarán el diagnóstico en casos dudosos.

                                   Upload/lig-lat-int2.jpg
Debemos tener en cuenta el grado del esguince con el fin de valorar adecuadamente la gravedad de la lesión, su pronóstico y su tratamiento.


Tratamiento

El tratamiento es conservador en la mayoría de los casos. Se utilizan inmovilizaciones con escayola durante periodos de tres a seis semanas en los casos de rotura del ligamento. En la actualidad se utilizan distintas ortesis que facilitan la recuperación al permitir cierto grado de movilidad articular. La cirugía se reserva a casos en los que la laxitud articular es importante o existan arrancamientos óseos. En esguinces leves suele ser suficiente un vendaje elástico.


             Upload/vendaje-lig-lat-int.jpg 
                Aplicacion de un vendaje


        Upload/vendaje.jpg
                   Vendaje funcional del ligamento lateral interno

El tratamiento específico será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Qué tan avanzada está la lesión.
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la lesión.
  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Ejercicios de fortalecimiento muscular.
  • Protector ortopédico para la rodilla (para usar al hacer ejercicio).
  • Aplicación de bolsas de hielo (para reducir la inflamación).

 

                           Upload/hielo-en-rodilla.jpg
                    hielo en la rodilla de zidane

Ante cualquier duda o sugerencia sobre este artículo, coméntalo en nuestro Consultorio deportivo o en nuestros foros